Japón: El kanji elegido para el 2015 es…

Abonando una tradición que ya lleva años, la Sociedad Japonesa de Kanji ha realizado su encuesta anual para seleccionar el kanji del 2015. Recordemos que dos años atrás en plena efervescencia por la selección de Tokio como sede de los JJ.OO 2020, el elegido había sido “輪” (anillo), mientras que el año pasado, promovido por la presión fiscal del estado nipón sobre los contribuyentes, “税” (tasa o impuesto) había quedado en el primer lugar.

Días atrás en una ceremonia realizada en el Templo Kiyomizu de Kioto, encabezada por el supremo sacerdote el lugar, se reveló el misterio: el kanji elegido para este año que ya concluye fue “安” (seguridad). Pronunciada como “an” la elección de este año cobra sentido si tenemos en cuenta el convulsionado año que se vivió en materia de violencia, principalmente promovida por grupos fundamentalistas que mantuvieron en vilo a la población mundial. “安” aparece entonces más como un deseo que como una declaración de principios.

No debemos dejar de lado la coyuntura política local, pues las discusiones sobre la función de las Fuerzas de Autodefensa de Japón encendieron la discusión a lo largo de todo el año, principalmente por la decisión del Primer Ministro Shinzo Abe de expandir las funciones de dicha fuerza, dejando atrás su clásico rol no intervencionista y pasando a un papel más activo en las conflagraciones de orden internacional. En segundo lugar quedó posicionado el kanji “爆” (explosivo), en alusión al boom turístico protagonizado por ciudadanos chinos que con sus compras dieron un impulso más que relevante a la economía nacional. El tercer lugar fue para “戦” (guerra), la contracara de “安”, en otra elección que revela la preocupación por el avance de la violencia en distintos lugares del mundo. Esperemos que ese deseo de seguridad no quede solo en la bella caligrafía y se convierta en una realidad para todos aquellos que sufren el flagelo de la guerra.

Fuente: en.RocketNews24.com / hiroshi@xiahpop.com

Anuncios

7 leyendas japonesas por el 7mo aniversario de XiahPop

Xiahpop cumple un año más de traerles lo último en noticias e informes especiales de cultura de toda Asia. Desde hace cuatro años tengo la suerte de compartir con ustedes mi amor por la cultura japonesa como un miembro más del increíble equipo de esta página.

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS XIAHPOP!!

La mitología japonesa es un sistema extremadamente complejo de creencias. El Shinto por sí solo se compone de una colección de más de 8.000.000 de kami (“dioses” o “espíritus” en japonés), pero además contiene tradiciones budistas así como creencias populares. Los mitos japoneses convencionales se basan en el Kojiki, en el Nihonshoki y algunos libros complementarios. El Kojiki que literalmente significa “registro de cosas antiguas” es el libro más viejo reconocido sobre mitos, leyendas, y la historia de Japón y el Nihonshoki es el segundo más antiguo. El Shintoshu explica orígenes de deidades japonesas desde una perspectiva budista mientras que el Hotsuma Tsutae registra una versión diferente sobre la mitología.
Aquí les traigo una colección de las leyendas populares más populares(?).

 

kaguya hime xaihpop

1-Kaguya Hime

Había una vez una pareja de ancianos que no podía tener hijos. Cierto dí­a, el anciano fue a cortar unas ramas de bambú para recolectar brotes, y se fijó en un árbol de bambú del cual surgía luz de su interior. Cuando cortó el bambú, descubrió a un bebé en su interior, una niña de apenas unos diez centímetros, y la llamaron Kaguya-Hime (Princesa de la Luz Brillante). A partir de ese día, cada vez que el anciano cortaba un bambú, encontraba oro dentro de él, y al poco tiempo se hicieron ricos.
Con el tiempo, Kaguya creció y se convirtió en una preciosa joven. Su elegancia y hermosura fueron conocidas por todo el país y los pretendientes aparecían por doquier. 5 príncipes le pidieron la mano, y la princesa, que no quería casarse con nadie, les pidió tareas imposibles como requisito para casarse con alguno de ellos (encontrar el cáliz sagrado de Buda, encontrar una rama de oro y plata, encontrar una túnica sagrada, unas joyas de colores que brillaban al cuello de un dragón y un caparazón especial de las golondrinas).
Entre ellos se encontraba el hijo del emperador que hizo todo para conquistarla y para retenerla en la tierra cuando ella dio la noticia que en realidad provenía de la luna, y era ahí donde debía volver. La noche de luna llena en que la vinieron a buscar, Kaguya dejó una carta al desolado príncipe. Quien ordenó que llevaran la carta y la quemaran en la montaña más alta (el Monte Fuji) con la esperanza de que llegara a la princesa.
Años después, un monje llamado Miatsu le dijo al emperador que la capa de Kaguya había caído de la luna para sumir a la Tierra en la noche eterna así ella podía volver con sus seres queridos, y que debían sellar los poderes de la princesa en el espejo de la Vida, y eso hicieron.
Cuando Kaguya se enteró de la traición del emperador, le pidió a una de las personas de la luna que hiciera que del Monte Fuji cayera fuego, lava, cenizas y gases venenosos que causaran la muerte de la región entera. Tomando la furia de la princesa como componente principal, se creó al volcán (antes era nada más una montaña), que no hizo erupción debido a que la rabia de la princesa no era suficiente, así que tenían que esperar hasta que el enojo de la princesa se acumulara y fuera la suficiente para hacer estallar al volcán. Desde entonces las erupciones del Fujisan (pocas en la historia) han sido violentas, debido a la furia de Kaguya-Hime.

 

tanabata xiahpop

2-Tanabata

El 7 de julio de cada año en japón se celebra el Festival de las Estrellas, Tanabata. Es una una fiesta japonesa que tiene origen en una leyenda china del amor de dos estrellas, Vega y Altair.
La princesa Orihime (Vega, llamada también Shyokujyo), era hija del Rey de los Cielos, Tenkou. Su trabajo era tejer los vestidos de los dioses. Tejía muy bien, y le gustaba tanto su trabajo que se pasaba todo el día trabajando.
Pero un día Orihime se enamoró de un joven pastor de bueyes, llamado Hikoboshi (Altair, llamado también Kengyu). A él también le gustaba mucho su trabajo, y casi nunca descansaba.
El Rey de los Cielos se puso contento porque ya pensaba que su hija trabajaría hasta morir sin conocer el amor.
Los dos enamorados pasaban los días juntos, de tal manera que empezaron a trabajar menos cada día, hasta que llegó un día en que dejaron de trabajar. En el Cielo ya no había ropas ni comidas para los dioses.
Tenkou, se enojó muchísimo, y separó a los dos amantes, diciendo que cada uno tenía que estar en una orilla distinta del Amanogawa (Vía Láctea), y si trabajaban bien, podían verse una vez al año, el 7 de Julio.
Pero no sería tan fácil, osea, si no llueve podrán encontrarse sin dificultad. Es por eso que los japoneses, empezaron a escribir en tiras de papel llamadas Tanzaku los deseos de que ese día no lloviera.
Esta tradición fue cambiando con el tiempo, y ahora es costumbre escribir en los Tanzaku, los deseos de cada uno con la esperanza de que se cumplan durante el año, colgándolos en las ramas de las cañas de bambú. Y a la noche, cuando los amantes se encuentran, esos bambú se queman junto con tus deseos, para que llegue a las estrellas enamoradas y los cumplan.

 

momotaro xiahpop

3-Momotaro

Es el protagonista de uno los cuentos tradicionales más famosos de Japón. Cuenta la historia de una pareja de ancianos que no puede tener hijos y un día son bendecidos con un niño que nace del interior de un durazno gigante, que la anciana encuentra un día flotando en un río. De ahí su nombre: momo (durazno), taro (nombre masculino común).
Al crecer decide recuperar un tesoro que está en Onigashima (la isla de los demonios) a pesar de las advertencias de sus padres. En su camino se encuentra con un faisán, un perro y un mono. Cada uno de ellos le dijeron a Momotaro “¡Oiga! Déme un “dango” por favor. Si me lo da, le ayudo”. Momotaro le entregó un dango a cada uno y empezaron a caminar juntos. Al llegar a la isla habitada por demonios, acaba con ellos y salva a los lugareños de sus fechorías, convirtiéndose en el heroe que siempre quiso ser.

 

tanuki xiahpop

4-Bunbuku Chagama

Los tanuki (mapaches) en Japón son seres mágicos capaces de transformarse en cualquier cosa o persona, y generalmente son muy traviesos les gusta jugar bromas pesadas a los humanos. Pero la leyenda de “la pava de agua caliente” trata sobre un tanuki agradecido con un hombre que un día lo salvó de una trampa para nimales. Esa noche el tanuki se acerca a la casa del hombre para agradecerle su amabilidad. El tanuki se transforma en una chagama (Pava para té) y le dice al hombre que lo venda por dinero. El hombre vende la pava-tanuki a un monje que la lleva a casa y luego frotarla con fuerza, la apoya sobre el fuego para hervir agua. Incapaz de soportar el fuego a la pava-tanuki le crecen piernas y , en ese estado de media transformación, escapa.
El tanuki vuelve a la casa del hombre con otra idea. El hombre montaría un acto al lado del camino como si se tratara de un circo y cobraría admisión a la gente para ver a una pava caminando por la cuerda floja. El plan funciona, y cada uno gana algo del otro; el hombre ya no es pobre y el tanuki tiene un nuevo amigo y hogar.
En una variante de la historia la tetera-tanuki no corre y vuelve a transformarse en pava. El asombrado monje decide dejar la pava como una ofrenda al pobre templo donde vive, eligiendo no usarla para hacer té de nuevo. El templo eventualmente se vuelve famoso por su supuesta pava danzante.

 

Yuki-onna xiahpop

5-Yuki-onna

Mosaku y Minokichi eran dos aldeanos que recogían leña del bosque para venderla después en el duro invierno japonés. Una noche, una gran ventizca los obligó a buscar refugio en una cabaña en medio del bosque. Cansados y afligidos, se quedaron dormidos casi enseguida. De repente una fuerte ráfaga de viento abrió de golpe la puerta de la cabaña. Minokichi despertó inmediatamente, y al ver hacia el lugar donde descansaba Mosaku, quedó impactado con lo que vio. Era una mujer quien se encontraba inclinada enfrente del pobre anciano. Su cabello era largo y negro y llevaba un kimono tan blanco como la nieve. Sus ojos eran negros como la noche y cuando abrió la boca, Minokichi observó que no tenía dientes, ni lengua, sólo un vacío total. Minokichi, resignado, sólo esperaba el momento de su muerte. Fue entonces cuando la mujer le hablo con un tono dulce y cariñoso. Le había confesado que iba a sufrir el mismo destino de su viejo maestro, pero sintió lástima por él, ya que era muy joven y apuesto, así que le perdonaba la vida. Sin embargo, si llegaba el día en que por algún motivo revelaba lo que había acontecido en ese lugar, esa misma noche lo mataría sin dudarlo. El joven, aún consternado, prometió no decir nada. Después de haber dicho la amenaza, la mujer desapareció de la cabaña y con ella la ventisca cesó.
Transcurrió un año y Minokichi ya había retomado su trabajo de leñador. Un día, cuando regresaba del bosque, se encontró con una bella joven de largos cabellos negros llamada Oyuki, quien se dirigía hacia la provincia vecina en busca de trabajo. Minokichi, aprovechando de que estaba anocheciendo y del hecho de que aún faltaba mucho para que ella llegara a su destino, la invitó a hospedarse en su casa, junto a su familia. Se enamoraron rápidamente y no pasó mucho tiempo para que ambos se casaran. De su unión nacieron tres niños, y vivieron felices por muchos años. Minokichi era la envidia de todo el pueblo.
Un día, mientras hacían sus quehaceres, Minokichi volteó a ver de reojo a su esposa y visualizó a la mujer con la quien se encontró en aquella noche fatal, donde murió su maestro Mosaku, la “mujer de la nieve“. Nervioso, le contó la historia a Oyuki de lo que había sucedido aquella noche. Oyuki se levantó y miro fijamente a los ojos de Minokichi. Ella le confesó que era aquella mujer,  y como rompió su promesa tendría que matarlo. Sin embargo la mujer no lo atacó por el profundo amor que había sentido por él, así que le perdonó de nuevo la vida. Antes de irse, la mujer le advirtió que ahora él tendría que cuidar solo a sus hijos, pero si llegaban a quejarse por algo, lo mataría sin dudarlo. Después de haber dicho esas palabras Oyuki desapareció sin dejar rastro. Nunca más fue vista de nuevo ni por sus hijos, ni por su esposo, quien se quedó lamentando su gran pérdida de por vida.
Se dice que la mujer de la nieve sigue rondando los bosques en invierno en busca de un nuevo prometido, esperando que esta vez este pueda cumplir con sus promesas y guardar secretos.

 

tsukimi xiahpop

6-Tsukimi y el conejo de la luna

Aunque para nosotros la luna está hecha de queso, para los japoneses allí vive un conejo. El “conejo japonés” está preparando unas bolitas de arroz a golpe de un martillo, de allí vino la receta para los mochi, que se preparan de igual forma. Una de las leyendas dice que la Luna se encarnó en el cuerpo de un anciano, que fue pidiendo comida a varios animales. Cada animal fue afreciéndole algo de comer, pero el conejo, como no tenía nada para darle, se ofreció a sí mismo. Entonces el anciano emocionado, se lo llevó a la Luna para que viviera allí para siempre con él.

 

sakura xiahpop

7-El arbol de sakura

Hay dos historias que inspiraron literatura, pintura, e incluso mangakas. Una de ellas es el mito de Seishirou, conocido como Sakurazukamori, el asesino del árbol de sakura, cuyas víctimas eran enterradas en el árbol y éste se alimentaba de ellos. A cambio, el árbol alimentaba los poderes del Sakurazukamori.
Se dice que originalmente los pétalos del árbol eran de color blanco, y que fueron cambiando de color al alimentarse de la sangre de las personas enterradas bajo su sombra. Por eso no es de extrañarse ver Sakuras en cementerios y templos.
La historia de Shizuka Gozen, una de las mujeres más famosas de la historia y la literatura japonesa, es una trágica historia de amor y poder en la época del primer régimen militar feudal japonés. Luego de escapar de la muerte gracias a la esposa del shogun Yoritomo, Masako, va en busca de su amor recorriendo en largo camino. Pero lamentablemente no pudo seguir el viaje porque cayó enferma y murió. Dicen que llevaba como bastón una rama de Sakura. La leyenda cuenta que en el lugar donde murió la bailarina, esa rama de Sakura creció transformándose en un hermoso árbol que llamaron el Sakura de Shizuka Gozen.

Leyendas y Mitología japonesa

leyendas japonesas 7mo aniversario

Xiahpop cumple un año más de traerles lo último en noticias e informes especiales de cultura de toda Asia. Desde hace cuatro años tengo la suerte de compartir con ustedes mi amor por la cultura japonesa como un miembro más del increíble equipo de esta página.

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS XIAHPOP!!

La mitología japonesa es un sistema extremadamente complejo de creencias. El Shinto por sí solo se compone de una colección de más de 8.000.000 de kami (“dioses” o “espíritus” en japonés), pero además contiene tradiciones budistas así como creencias populares. Los mitos japoneses convencionales se basan en el Kojiki, en el Nihonshoki y algunos libros complementarios. El Kojiki que literalmente significa “registro de cosas antiguas” es el libro más viejo reconocido sobre mitos, leyendas, y la historia de Japón y el Nihonshoki es el segundo más antiguo. El Shintoshu explica orígenes de deidades japonesas desde una perspectiva budista mientras que el Hotsuma Tsutae registra una versión diferente sobre la mitología.
Aquí les traigo una colección de las leyendas populares más populares(?).

 

kaguya hime xaihpop

1-Kaguya Hime

Había una vez una pareja de ancianos que no podía tener hijos. Cierto dí­a, el anciano fue a cortar unas ramas de bambú para recolectar brotes, y se fijó en un árbol de bambú del cual surgía luz de su interior. Cuando cortó el bambú, descubrió a un bebé en su interior, una niña de apenas unos diez centímetros, y la llamaron Kaguya-Hime (Princesa de la Luz Brillante). A partir de ese día, cada vez que el anciano cortaba un bambú, encontraba oro dentro de él, y al poco tiempo se hicieron ricos.
Con el tiempo, Kaguya creció y se convirtió en una preciosa joven. Su elegancia y hermosura fueron conocidas por todo el país y los pretendientes aparecían por doquier. 5 príncipes le pidieron la mano, y la princesa, que no quería casarse con nadie, les pidió tareas imposibles como requisito para casarse con alguno de ellos (encontrar el cáliz sagrado de Buda, encontrar una rama de oro y plata, encontrar una túnica sagrada, unas joyas de colores que brillaban al cuello de un dragón y un caparazón especial de las golondrinas).
Entre ellos se encontraba el hijo del emperador que hizo todo para conquistarla y para retenerla en la tierra cuando ella dio la noticia que en realidad provenía de la luna, y era ahí donde debía volver. La noche de luna llena en que la vinieron a buscar, Kaguya dejó una carta al desolado príncipe. Quien ordenó que llevaran la carta y la quemaran en la montaña más alta (el Monte Fuji) con la esperanza de que llegara a la princesa.
Años después, un monje llamado Miatsu le dijo al emperador que la capa de Kaguya había caído de la luna para sumir a la Tierra en la noche eterna así ella podía volver con sus seres queridos, y que debían sellar los poderes de la princesa en el espejo de la Vida, y eso hicieron.
Cuando Kaguya se enteró de la traición del emperador, le pidió a una de las personas de la luna que hiciera que del Monte Fuji cayera fuego, lava, cenizas y gases venenosos que causaran la muerte de la región entera. Tomando la furia de la princesa como componente principal, se creó al volcán (antes era nada más una montaña), que no hizo erupción debido a que la rabia de la princesa no era suficiente, así que tenían que esperar hasta que el enojo de la princesa se acumulara y fuera la suficiente para hacer estallar al volcán. Desde entonces las erupciones del Fujisan (pocas en la historia) han sido violentas, debido a la furia de Kaguya-Hime.

 

tanabata xiahpop

2-Tanabata

El 7 de julio de cada año en japón se celebra el Festival de las Estrellas, Tanabata. Es una una fiesta japonesa que tiene origen en una leyenda china del amor de dos estrellas, Vega y Altair.
La princesa Orihime (Vega, llamada también Shyokujyo), era hija del Rey de los Cielos, Tenkou. Su trabajo era tejer los vestidos de los dioses. Tejía muy bien, y le gustaba tanto su trabajo que se pasaba todo el día trabajando.
Pero un día Orihime se enamoró de un joven pastor de bueyes, llamado Hikoboshi (Altair, llamado también Kengyu). A él también le gustaba mucho su trabajo, y casi nunca descansaba.
El Rey de los Cielos se puso contento porque ya pensaba que su hija trabajaría hasta morir sin conocer el amor.
Los dos enamorados pasaban los días juntos, de tal manera que empezaron a trabajar menos cada día, hasta que llegó un día en que dejaron de trabajar. En el Cielo ya no había ropas ni comidas para los dioses.
Tenkou, se enojó muchísimo, y separó a los dos amantes, diciendo que cada uno tenía que estar en una orilla distinta del Amanogawa (Vía Láctea), y si trabajaban bien, podían verse una vez al año, el 7 de Julio.
Pero no sería tan fácil, osea, si no llueve podrán encontrarse sin dificultad. Es por eso que los japoneses, empezaron a escribir en tiras de papel llamadas Tanzaku los deseos de que ese día no lloviera.
Esta tradición fue cambiando con el tiempo, y ahora es costumbre escribir en los Tanzaku, los deseos de cada uno con la esperanza de que se cumplan durante el año, colgándolos en las ramas de las cañas de bambú. Y a la noche, cuando los amantes se encuentran, esos bambú se queman junto con tus deseos, para que llegue a las estrellas enamoradas y los cumplan.

 

momotaro xiahpop

3-Momotaro

Es el protagonista de uno los cuentos tradicionales más famosos de Japón. Cuenta la historia de una pareja de ancianos que no puede tener hijos y un día son bendecidos con un niño que nace del interior de un durazno gigante, que la anciana encuentra un día flotando en un río. De ahí su nombre: momo (durazno), taro (nombre masculino común).
Al crecer decide recuperar un tesoro que está en Onigashima (la isla de los demonios) a pesar de las advertencias de sus padres. En su camino se encuentra con un faisán, un perro y un mono. Cada uno de ellos le dijeron a Momotaro “¡Oiga! Déme un “dango” por favor. Si me lo da, le ayudo”. Momotaro le entregó un dango a cada uno y empezaron a caminar juntos. Al llegar a la isla habitada por demonios, acaba con ellos y salva a los lugareños de sus fechorías, convirtiéndose en el heroe que siempre quiso ser.

 

tanuki xiahpop

4-Bunbuku Chagama

Los tanuki (mapaches) en Japón son seres mágicos capaces de transformarse en cualquier cosa o persona, y generalmente son muy traviesos les gusta jugar bromas pesadas a los humanos. Pero la leyenda de “la pava de agua caliente” trata sobre un tanuki agradecido con un hombre que un día lo salvó de una trampa para nimales. Esa noche el tanuki se acerca a la casa del hombre para agradecerle su amabilidad. El tanuki se transforma en una chagama (Pava para té) y le dice al hombre que lo venda por dinero. El hombre vende la pava-tanuki a un monje que la lleva a casa y luego frotarla con fuerza, la apoya sobre el fuego para hervir agua. Incapaz de soportar el fuego a la pava-tanuki le crecen piernas y , en ese estado de media transformación, escapa.
El tanuki vuelve a la casa del hombre con otra idea. El hombre montaría un acto al lado del camino como si se tratara de un circo y cobraría admisión a la gente para ver a una pava caminando por la cuerda floja. El plan funciona, y cada uno gana algo del otro; el hombre ya no es pobre y el tanuki tiene un nuevo amigo y hogar.
En una variante de la historia la tetera-tanuki no corre y vuelve a transformarse en pava. El asombrado monje decide dejar la pava como una ofrenda al pobre templo donde vive, eligiendo no usarla para hacer té de nuevo. El templo eventualmente se vuelve famoso por su supuesta pava danzante.

 

Yuki-onna xiahpop

5-Yuki-onna

Mosaku y Minokichi eran dos aldeanos que recogían leña del bosque para venderla después en el duro invierno japonés. Una noche, una gran ventizca los obligó a buscar refugio en una cabaña en medio del bosque. Cansados y afligidos, se quedaron dormidos casi enseguida. De repente una fuerte ráfaga de viento abrió de golpe la puerta de la cabaña. Minokichi despertó inmediatamente, y al ver hacia el lugar donde descansaba Mosaku, quedó impactado con lo que vio. Era una mujer quien se encontraba inclinada enfrente del pobre anciano. Su cabello era largo y negro y llevaba un kimono tan blanco como la nieve. Sus ojos eran negros como la noche y cuando abrió la boca, Minokichi observó que no tenía dientes, ni lengua, sólo un vacío total. Minokichi, resignado, sólo esperaba el momento de su muerte. Fue entonces cuando la mujer le hablo con un tono dulce y cariñoso. Le había confesado que iba a sufrir el mismo destino de su viejo maestro, pero sintió lástima por él, ya que era muy joven y apuesto, así que le perdonaba la vida. Sin embargo, si llegaba el día en que por algún motivo revelaba lo que había acontecido en ese lugar, esa misma noche lo mataría sin dudarlo. El joven, aún consternado, prometió no decir nada. Después de haber dicho la amenaza, la mujer desapareció de la cabaña y con ella la ventisca cesó.
Transcurrió un año y Minokichi ya había retomado su trabajo de leñador. Un día, cuando regresaba del bosque, se encontró con una bella joven de largos cabellos negros llamada Oyuki, quien se dirigía hacia la provincia vecina en busca de trabajo. Minokichi, aprovechando de que estaba anocheciendo y del hecho de que aún faltaba mucho para que ella llegara a su destino, la invitó a hospedarse en su casa, junto a su familia. Se enamoraron rápidamente y no pasó mucho tiempo para que ambos se casaran. De su unión nacieron tres niños, y vivieron felices por muchos años. Minokichi era la envidia de todo el pueblo.
Un día, mientras hacían sus quehaceres, Minokichi volteó a ver de reojo a su esposa y visualizó a la mujer con la quien se encontró en aquella noche fatal, donde murió su maestro Mosaku, la “mujer de la nieve“. Nervioso, le contó la historia a Oyuki de lo que había sucedido aquella noche. Oyuki se levantó y miro fijamente a los ojos de Minokichi. Ella le confesó que era aquella mujer,  y como rompió su promesa tendría que matarlo. Sin embargo la mujer no lo atacó por el profundo amor que había sentido por él, así que le perdonó de nuevo la vida. Antes de irse, la mujer le advirtió que ahora él tendría que cuidar solo a sus hijos, pero si llegaban a quejarse por algo, lo mataría sin dudarlo. Después de haber dicho esas palabras Oyuki desapareció sin dejar rastro. Nunca más fue vista de nuevo ni por sus hijos, ni por su esposo, quien se quedó lamentando su gran pérdida de por vida.
Se dice que la mujer de la nieve sigue rondando los bosques en invierno en busca de un nuevo prometido, esperando que esta vez este pueda cumplir con sus promesas y guardar secretos.

 

tsukimi xiahpop

6-Tsukimi y el conejo de la luna

Aunque para nosotros la luna está hecha de queso, para los japoneses allí vive un conejo. El “conejo japonés” está preparando unas bolitas de arroz a golpe de un martillo, de allí vino la receta para los mochi, que se preparan de igual forma. Una de las leyendas dice que la Luna se encarnó en el cuerpo de un anciano, que fue pidiendo comida a varios animales. Cada animal fue afreciéndole algo de comer, pero el conejo, como no tenía nada para darle, se ofreció a sí mismo. Entonces el anciano emocionado, se lo llevó a la Luna para que viviera allí para siempre con él.

 

sakura xiahpop

7-El arbol de sakura

Hay dos historias que inspiraron literatura, pintura, e incluso mangakas. Una de ellas es el mito de Seishirou, conocido como Sakurazukamori, el asesino del árbol de sakura, cuyas víctimas eran enterradas en el árbol y éste se alimentaba de ellos. A cambio, el árbol alimentaba los poderes del Sakurazukamori.
Se dice que originalmente los pétalos del árbol eran de color blanco, y que fueron cambiando de color al alimentarse de la sangre de las personas enterradas bajo su sombra. Por eso no es de extrañarse ver Sakuras en cementerios y templos.
La historia de Shizuka Gozen, una de las mujeres más famosas de la historia y la literatura japonesa, es una trágica historia de amor y poder en la época del primer régimen militar feudal japonés. Luego de escapar de la muerte gracias a la esposa del shogun Yoritomo, Masako, va en busca de su amor recorriendo en largo camino. Pero lamentablemente no pudo seguir el viaje porque cayó enferma y murió. Dicen que llevaba como bastón una rama de Sakura. La leyenda cuenta que en el lugar donde murió la bailarina, esa rama de Sakura creció transformándose en un hermoso árbol que llamaron el Sakura de Shizuka Gozen.

7 palabras en japonés por el 7mo aniversario de XiahPop

Xiahpop cumple un año más de traerles lo último en noticias e informes especiales de cultura de toda Asia. Desde hace cuatro años tengo la suerte de compartir con ustedes mi amor por la cultura japonesa como un miembro más del increíble equipo de esta página.

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS XIAHPOP!!

Estudiar el idioma japonés lleva años de dedicación y esfuerzo, pero todos empezamos en algún lado. Tal vez tus horas y horas de mirar anime o doramas, o la letra de una canción despierta tu curiosidad para adentrarte en un mundo hiraganas y kanjis. Y reconocer el significado de cada nueva palabra te alienta a seguir aprendiendo hasta decir “¿Cómo me metí en esto?”.
Estas fueron las palabras responsables que me hicieron decidirme a estudiar japonés:

 

7 hai xiahpop

1- Sí

Probablemente no es la primera palabra a la que nos exponemos, pero una de las más fáciles de asimilar. Porque no es lo mismo decir “Sí, mamá” que “Haaaaaai~”.

 

7 sayounara xiahpop

2- Adiós

Tal vez lo escuché más veces en películas estadounidenses en mi infancia, que en clase. Una de las palabras que ya sabes el significado antes de aprender los saludos.

 

7 arigatou xiahpop

3- Gracias

Con su acompañante “gozaimasu” es tal vez lo que más frecuentemente salga de la boca de una japonés. Con sus diferentes tiempos gramaticales, modismos y derivados, ser agradecidos ocupa todo un capítulo en los libros de textos.

 

7 baka xiahpop

4- Tonto

Podemos agradecer al manga y al anime por el insulto más adorable del planeta. Cambiando su agresividad según el tono o la cantidad de signos de exclamación con el que se lo use.

 

7 dai suki xiahpop

5- Te quiero / Me gustas

Usualmente relacionados con “aishiteru”, aunque difieren en la profundidad del sentimiento, nada derrite más tu kokoro (corazón) que estas palabras dichas por tu media naranja. También para todo lo que te gusta en general, no sólo personas… Su antónimo es “dai kirai”, sólo para que lo sepan~

 

7 nani xiahpop

6- ¿Qué?

Nada demuestra más sorpresa o indignación que esta pregunta. Agradezcamos de nuevo al manga y el anime por su uso y abuso.

 

7 kawai xiahpop

7- Adorable

Responsable del nacimiento de toda una cultura entre las jóvenes japonesas, y el negocio que más divisas genera en la economía del país. No hay aspecto social en Japón que no lleve una imagen kawaii para su difusión. La industria del entretenimiento, la moda y la tecnología también fueron conquistadas de la forma más adorable posible.

¿Estudían ustedes algún idioma de asiático? ¿Cuáles fueron sus 7 primeras palabras?

10 normas básicas de etiqueta japonesa

¿Y quién dijo que Japón solo son comerciales extraños y artistas escandalosos? Japón se caracteriza por una cultura milenaria, con un carácter fuerte y complejo que ha podido traspasar los múltiples cambios que ha sufrido su población hasta la actualidad.
A través de los animes y doramas podemos visualizar un poco de la cultura japonesa y de su realismo, y habrá actos y costumbres que nos llamaron la atención. Bueno, si tienes planeado ir algún día a esta isla tendrás que saber mucho más que de entretenimiento, ya que este país es estricto respecto al trato y la etiqueta. Para hacerte entender mejor el concepto, te mostraré unas pocas normas que, aunque nos parecerán extrañas, son muy importantes para no parecer una maleducada persona.
Empecemos:

  1. Sí o sí te emborrachas.
    Así es. En la cultura japonesa un momento de compartir, librar tensiones y “saltarse reglas” es cuando te reúnes con tus cercanos a tomar alcohol. Bueno, eso de raro no tiene nada respecto a la cultura latina, pero en este caso jamás puedes servirte tu trago. Debes primero servir a los demás, poner la botella en la mesa y esperar a que alguien te sirva a ti.
    Nunca te sirvas, porque es mal visto.
  2. Te aguantas en público… así estés enfermo.
    ¿A quién de nosotros no le han dado ganas de sonarse la nariz en la calle? A muchos nos pasa, en especial si andamos enfermos. ¡En Japón es mal visto que hagas eso! Debes ser fuerte y no sonarte la nariz, aunque en caso extremo podrás sacar un pequeño pañuelo y limpiarte, sin hacer mucho ruido.
    Es recomendable que si andas enfermo te pongas un tapabocas, para evitar contagiar a los demás.
  3. Usa el celular… ¡pero no hables!
    Para los japoneses es molesto ir en el tren o estar en lugares cerrados y que otros saquen su celular para recibir/hacer una llamada. ¡No lo hagas! Pero si la situación lo requiere, habla en voz baja y sé muy rápido.
    A cambio de eso bien puedes escribir y navegar por internet todo lo que desees. Así es mejor.
  4. Muestra el cuello.
    En antiguas eras de samuráis, como símbolo de confianza los guerreros agachaban sus cabezas mostrando el cuello, exponiéndose a que otro samurái sacara su katana y los matara. Esa costumbre no se ha perdido aún (y es muy común verla en animes y doramas) y cuando se saluda se tiende a hacer esa misma reverencia. Según el grado de respeto que haya se puede hacer más pronunciada.
  5. Cuida el aspecto de tus medias.
    Es costumbre en la sociedad japonesa entrar sin zapatos a recintos cerrados como casas, templos y escuelas, así que debes tener tus medias limpias y sin agujeros.
  6. Sé generoso y llega con regalo.
    Cuando vayas de visita o a encontrarnos con otra persona, es importante que lleves un presente. Esto es muy importante, ya que la otra persona también llevara un presente y será mal visto que no le des nada.
    El regalo no debe ser algo muy caro. Puede ser algo simple, porque el valor reside en el hecho de dar ese detalle, más no en el valor económico.
  7. Dos manos siempre.
    Al dar o recibir cualquier objeto, siempre se debe hacer a dos manos. En caso de ser un regalo, se pregunta si se puede abrir inmediatamente.
  8. Maneja tus manos correctamente.
    Estás hablando con tu amigo japonés, y vas a señalar a otra persona. Por favor, no lo hagas con el dedo índice. Es de mal gusto. Para señalar debes apuntar con toda tu mano derecha boca arriba.
    En cambio, si te vas a señalar lo hace con tu dedo índice apuntando a tu nariz.
  9. El manejo de los palillos.
    Como en muchas culturas, el comportamiento en la mesa es importante para los japoneses. El manejo de los palillos es muy importante, ya que no debes utilizarlos ni para señalar ni jugar (como en nuestra cultura).
    No los claves en el recipiente de arroz. ¡Prohibido! Únicamente se hace eso cuando se trata de funerales. Si necesitas soltarlos es mejor que los dejes a un lado, sobre la mesa. No pases comida con los palillos, es otra costumbre funeraria.
  10. Debes estar limpio para el baño.
    El baño de los japoneses tiene dos zonas: la zona donde te limpias y la zona de la bañera.
    Para mantener el agua limpia en la bañera y que pueda ser utilizada por el resto de la familia, te debes limpiar muy bien antes de entrar a ella.

¿Qué te parecieron estas normas?

Fuente: Japonismo.com

O-bon: El festival de los muertos

La segunda mitad de del mes de julio y la primera de agosto, marcan el comienzo del Obon (お盆), el festival japonés donde se homenajea a los espíritus de los antepasados y las familias aprovechan para reunirse y visitar las tumbas de los difuntos.

El Obon (o simplemente Bon, ya que la o es el prefijo honorífico) es una forma abreviada de la Ullambana, que en el japonés es urabon e (于蘭盆會 o 盂蘭盆會). En la lengua sánscrita significa “colgado boca abajo” e implica un gran sufrimiento.

Según dice la leyenda, el obon se origina en la historia de Maha Maudgalyayana (Mokuren), un discípulo de Buddha que empleó sus poderes sobrenaturales para intentar contactar con su madre fallecida. Descubrió que esta había caído en el reino de los fantasmas hambrientos y padecía sufrimientos. Sumamente inquieto, se dirigió a Buddha y le preguntó cómo podía liberar a su madre de este reino. Éste le dio instrucciones para hacer ofrendas el día quince del séptimo mes. El discípulo lo hizo y, por tanto, pudo ver a su madre. También comenzó a ver la verdadera naturaleza de su desinterés pasado y los muchos sacrificios que había hecho por él. Feliz por la liberación de su madre y agradecido por su bondad, ambos bailaron con entusiasmo. De esta danza de la alegría vendría el Bon Odori, una festividad en que los antepasados ​​y sus sacrificios son recordados y apreciados.

bon mokuren

El festival dura tres días, y al cambiar el calendario lunar tradicional por el calendario gregoriano con el comienzo de la era Meiji, las localidades de Japón reaccionaron de manera diferente y esto se tradujo en tres celebraciones diferentes de Obon:

-El Shichigatsu Bon (“Bon” de julio) se basa en el calendario solar y se celebra 13 y el 15 de julio, principalmente en la región de Kanto (Tokyo y Yokohama) y la región de Tohoku.

-El Hachigatsu Bon (“Bon” de agosto) se basa en el calendario lunar y se celebra entre el 13 y el 15 de agosto, constituyendo la fecha más común de celebración en el país (especialmente en Kansai).

-El Kyu Bon (Bon Antiguo) se celebra el día 15 del séptimo mes del calendario lunar, y por lo tanto difiere cada año. El Kyu Bon se celebra en áreas como la parte norte de la región de Kanto, Chugoku, Shikoku y Islas Ryukyu.

Tradicionalmente se colocan linternas chouchin (o faroles) en las puertas de las casas, para que los espíritus encuentren su camino. En la mayoría de los hogares suele haber un altar denominado butsudan (仏壇), en el que se colocan arroz y sake, una variedad de comidas y frutas, además de pepinos y berenjenas con patas hechas de palillos. El arroz y el sake es para que los difuntos coman, mientras que el pepino y la berenjena simbolizan un caballo y una vaca respectivamente. Se cree que los espíritus de los difuntos llegan a caballo a visitar a los familiares, ya que tienen prisa por llegar a disfrutar del festín y de la compañía de los seres queridos, pero se vuelven montados en una vaca, a paso lento, con pena por tener que despedirse después de la visita.

bon butsudan

bon transporte

La celebración comienza con el Bon Odori (baile del Obon) que da la bienvenida a los espíritus de los difuntos y en el que, vestidos con un yukata tradicional (kimono de verano), se baila al son de la música y el repicar de los tambores. La música es alegre para dar la bienvenida a las almas de los ancestros, y los pasos de baile cuentan historias dependiendo de la canción. El Bon Odori se celebra durante la noche debido a que se cree que las almas de los ancestros regresan durante la noche.

bon odori

Durante estos días, también es común visitar las tumbas de los difuntos para limpiarlas, colocar comida, bebida y adornarlas con flores en una ceremonia denominada haka mairi (墓参り), literalmente una visita a la tumba.

bon haka

El último día se realiza el Tourou Nagashi (灯籠流し), donde se colocan en un río los faroles chouchin para que los espíritus encuentren el camino de regreso al mundo de los muertos.

En Kyoto, el último día del Obon se realiza el Gozan no Okuribi (五山送り火), o “despedida de fuego”. En este día, cinco gigantes hogueras se encienden en las colinas que rodean la ciudad, el más famoso (y el primero en ser iluminado), es el caracter dai (大), en el Daimonji-yama de Kyoto (大文字山 daimonjiyama). El mejor lugar para ver el festival es desde el Nakagyo Ward, en el centro de la ciudad. Muchos hoteles tienen ofertas especiales donde se ve el Daimonji, por una cuota, se puede ver los cinco encendidos. A muchas personas también les gusta ir por el río Kamo para una excelente vista de los fuegos artificiales o Hanabi.
Los cinco caracteres que se encienden son:

Daimonji (大文字), el caracter significa “grande”
Myou/Hou (妙法), los caracteres significan “admirable dharma”
Funagata (舟 形), la forma de un barco
Hidari Daimonji (左大文字), una vez más, el caracter que significa “grande”
Toriigata (鸟居形), la forma de un torii (una puerta de santuario)

A pesar de ser una fiesta en honor a los muertos, la celebración no tiene nada de triste, al contrario, es una ocasión para reuniones familiares donde abundan los bailes, la música, la comida y la bebida. Si tuvimos una buena vida, tendremos una buena muerte, y nos esperarán con amor y alegría ¿Pero qué pasa con las personas que tuvieron una muerte traumática y siguen en el reino de los fantasmas hambrientos y sufridos como la madre de Maha Maudgalyayana?

En el mes de los muertos, además de celebraciones, Japón está lleno de historias de fantamas, y se las voy a ir contando especialmente de noche para dormir tranquilos…